Es hielo abrasador, es fuego helado...

sábado, 20 de julio de 2013

...que diría aquel. Mi última lectura ha sido Helarte de amar (Páginas de espuma, 2006) del escritor peruano Fernando Iwasaki. El subtítulo ("y otras historias de ciencia-fricción") no deja mucho lugar a la imaginación (o sí).

En este libro, Iwasaki recoge nueve relatos que oscilan entre el microcuento y la novela corta, todos con un denominador común, el erotismo, pero también con dosis de humor, de melancolía y de reflexión general acerca de la vida y el paso del tiempo (que vienen a ser lo mismo).


Según él mismo explica, su título original era Fricciones, pero como en el intervalo transcurrido entre la composición de los relatos y su publicación, ya habían surgido obras homónimas, creyó conveniente cambiar el título (muy acertadamente para mi gusto).

Un niño voyeur que no termina de entender lo que ve, un recorrido por las esperanzas y sueños truncados de un grupo de prostitutas, la curiosa historia de una señora con una fijación por todo lo frío, el magnífico relato de una historia en un bar vista desde cinco puntos de vista diferentes (para mí el mejor relato de la colección), la historia de un joven convertido en pelele sexual de su última novia, un polvo espacial, un grupo de relatos más cortos, el triste despertar sexual de un adolescente humillado y el de otro joven que es iniciado en el mundo de las artes amatorias  y de las relaciones entre hombres y mujeres por una Sra. Robinson en toda regla.

A grandes rasgos (no quiero desvelar nada importante) estos son los mimbres con los que Iwasaki construye un libro muy interesante, muy divertido y, sobre todo, muy bien escrito.


2 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

Espero leer el libro por aquí.
Bacano blog.

Saludos.

Suntzu dijo...

Bienvenido, Jorge.
Es una lectura muy recomendable, de verdad, con erotismo y sentido del humor (no es una mala mezcla, creo).

Saludos y gracias por tu comentario.