La lluvia

sábado, 19 de octubre de 2013

Es el título del último poemario de Antonio Rivero Taravillo (Melilla, 1963) hasta el momento. Dividido en cuatro partes ("Acuarelas", "Lluvia de Oriente", "Aguafuertes" y "Sed") y con el agua como hilo conductor, sus versos desprenden sensaciones muy zen, por así decirlo: paz, soledad, melancolía, el paso del tiempo... Lectura ideal para una tarde como esta en la que amenaza lluvia, precisamente.

El libro comienza con composiciones de carácter impresionista, instantáneas, trazos delicados y poco a poco va adquiriendo más consistencia, tocando temas más personales relacionados con la vida y los recuerdos del poeta: visita a casa de unas amigas ("Las hijas del comandante Oráa"), escenas cotidianas ("En el cuarto de baño")... El libro se cierra con una elegía al padre muerto ("Casa de cambio") en la que he encontrado una de las metáforas más hermosas que he leído. Los objetos cotidianos transfigurados bajo la mirada del poeta también tienen un sitio a lo largo de todo el poemario: un frigorífico, una llave...

La parte que menos me ha gustado es la segunda, de carácter más oriental, con haikus y composiciones que remiten a temas frecuentes en este tipo de poesía. En cualquier caso, el libro está plagado de momentos brillantes, de momentos reveladores que llegan al lector como un rayo de sol abriéndose paso entre las nubes. En mi opinión, pocas cosas mejores nos puede aportar la poesía.

La edición es una maravilla, muy cuidada. En este sentido, creo que es de justicia destacar la labor que la editorial Renacimiento está realizando promoviendo la poesía actual.

Os dejo aquí un poema:

MITAD DE OCTUBRE

Todavía los cementerios
se aroman solitarios,
ya lavada la cara
para el Día de los Difuntos.
En las tumbas los líquenes
roban su nombre a los muertos
y se desposan con la piedra
escribiendo a su antojo el epitafio,
otros linajes, fechas diferentes.

En la ciudad de los vivos,
en un caballete invisible
se alza el lienzo del día;
los puestos de castañas otorgan
su niebla a la tarde de otoño.

2 comentarios:

Angelus dijo...

¿Estuviste en la presentación?

Suntzu dijo...

Sí. Estuvo muy bien y hubo algún momento muy emotivo con la lectura del poema "Casa de cambio".

Al concluir la presentación, firmó ejemplares a quienes se lo solicitamos.

Un abrazo.