El novio del mundo

martes, 5 de mayo de 2009

Tenía que empezar por él. A mi entender, una novela muy poco usual, como todas las de Felipe Benítez Reyes, más conocido en su faceta lírica. Quizá la magia de su prosa reside en lo poética que es. Releo los párrafos una y otra vez, me recreo en cada aliteración, en cada sufijo que dota a las palabras de una maravillosa sonoridad, de un matiz nuevo; la trama, con todo lo estrafalaria que resulta, es lo de menos.
El mapa de este tesoro lo encontré durante mi época de preparación de las oposiciones, cuando tuve que analizar un texto de otra obra del autor. Hace poco más de un año, alguien de cuyo gusto me fío totalmente, me prestó varios libros de Felipe Benítez Reyes, entre ellos este. Puso la X en el mapa. Y creo que se lo agradeceré siempre.
El novio del mundo relata la vida y milagros de Walter Arias, personaje que reaparece en Mercado de espejismos, premio Nadal 2007 (curiosamente, la novela que menos me ha gustado de todas las suyas). Un ser oscuro, retorcido, depravado que se deja arrastrar por amistades dudosas en su infancia y por bandas del crimen organizado después. Un panoli pesimista maravillosamente desquiciado. Leer sus pensamientos, sus curiosas teorías (la mayoría nada políticamente correctas), supuso para mí una delicia. Aviso: no es recomendable para las personas a las que no les vaya el humor negro.

La historia comienza así:

Tras haberse acostado en un hotel de Amsterdam, Walter Arias se despertó a la mañana siguiente tendido en la acera de una calle de una ciudad medio modernista y medio africana que resultó ser Melilla.
Mi nombre es Walter Arias.
Cuando abrí los ojos, una especie de cleopatra de pago me miraba con fijeza, confundiéndome sin duda con un obseso sexual. "¿Echamos el rato, cariño?", me preguntó, a la vez que se oprimía los pechos con orgullo paródico.
Para eso estaba yo.
Me dolía mucho una oreja y en mi antebrazo tenía la marca de una aguja d´artagnan, con su anillo saturnal de sangre coagulada. -Te meten una porquería en el cuerpo, o sea, y dejas de ser tú, y apareces en Melilla. Enhorabuena.
Hay días, desde luego, en que si uno se inventara un perfume le pondría de nombre "Náusea".

Así comienza el libro del cual iré colgando más pasajes por aquí porque está lleno de tesoros.

Por si os interesa pedirlo prestado (y devolverlo), comprarlo o sacarlo de alguna biblioteca:
El novio del mundo
Autor: Felipe Benítez Reyes
Editorial:Tusquets, colección andanzas
Año: 1998
Páginas: 461
Precio: 19 euros
Encontrado en: La casa del libro.
ISBN: 978-84-8310-051-6