De la pasión por los libros

martes, 1 de diciembre de 2009


Me gustan las historias de personas obsesionadas por los libros. Quizás es porque, sin llegar a la obsesión, los libros siempre han estado muy presentes en mi vida. A veces, más que las personas. Por eso, historias como las de Una lectora nada común, de Alan Bennett o esta de la que voy a hablar hoy, Mendel, el de los libros de Stefan Zweig, me llegan al corazón. Conocí el libro por una recomendación del programa Página 2, y ayer, paseando la mirada por las estanterías de un centro comercial, lo vi. Lo he leído hoy (es muy breve) y he decidido que merecía la pena que estuviese aquí.
Mendel, el de los libros cuenta la historia de Jacob Mendel, un hombre de memoria prodigiosa, una biblioteca andante que vive por y para los libros. Todo lo que le rodea, si está fuera de sus libros, no le interesa. Por eso no se entera de los cambios políticos que afectan al país. Por eso, le llegan los problemas. Tiene su centro de operaciones en un café vienés y se nos presenta con todo lujo de detalles en una primera parte mucho más descriptiva que narrativa. Una vez que lo conocemos, viene su historia, que no voy a destrozar aquí.
El ambiente de la Viena de principios del siglo XX está recreado perfectamente y la lectura resulta muy agradable y envolvente.
En definitiva, es un libro sobre los libros, el amor a la lectura, al saber. Una historia que narra el ascenso y la caída del ser humano. Y que nos cuenta cómo la Literatura nos salva del olvido y la muerte.

Título: Mendel, el de los libros
Autor: Stefan Zweig
Traducción: Berta Vias Mahou
Editorial: Acantilado
Páginas: 57
Precio: 9 euros
ISBN: 978-84-96834-90-3
Encontrado en: El Corte Inglés.

5 comentarios:

Angelus dijo...

¡Vaya! No deja de sorprenderme esa capacidad de lectura durante la semana laboral, a pesar de la brevedad. La recreación de la Viena de principios del XX tiene su máximo esplendor en "El mundo de ayer", sus memorias.
Buena entrada. Saludos.

Suntzu dijo...

Gracias, Angelus. Esa lectura es de las que tengo pendientes desde hace ya tres añitos. A ver si estas navidades cae.
Saludos.

Suntzu dijo...

En cuanto a la capacidad lectora en semana laboral, voy a quedar fatal, pero leí el libro en dos horas en las que se supone que debería haber estado vigilando a mis alumnos mientras hacían los exámenes. Pero como los hay que ni copiando...

Ana A. dijo...

Jajajajajaja (la confesión del rincón de lectura me arranca una sonrisa :P)

Gracias, necesito ideas para lista de reyes

Besotes.

Suntzu dijo...

Otro para ti, Ana.