Para tiempos de paz

miércoles, 28 de abril de 2010


Hoy, mientras pasaba mis odiadas pruebas de diagnóstico, he terminado de leer (ya le había echado un vistazo hace un par de semanas, pero me faltaba el empujón final) un libro que me ha hecho mucha gracia, verdaderamente curioso. Me lo prestó una compañera del instituto y, como a mí lo bélico me tira muchísimo, lo empecé a leer casi en el mismo momento del préstamo.


Se trata de Instructions for British servicemen in France (1944), editado por la Universidad de Oxford. Como su más que explícito título indica, recoge una serie de instrucciones acerca del comportamiento que debían mantener los soldados británicos en tierras francesas tras la liberación de las mismas y el fin de la Segunda Guerra Mundial. Está escrito en inglés, pero no hace falta tener un nivel alto para comprenderlo, os lo aseguro. Así, el libro contiene una breve historia de Francia, apuntes sobre su geografía, su moneda, etc. Pero lo mejor del libro reside en cómo describe a los franceses, cómo indica de qué temas se puede hablar o no y de la conveniencia, por ejemplo, de abstenerse de tomar vino si no están acostumbrados o con alguien que sepa beber.


Si lo veis por ahí y sois aficionados a las curiosidades históricas, echadle el guante. Se lee enseguida y merece la pena.

2 comentarios:

Angelus dijo...

Veo que has cogido carrerilla con las entradas, me alegro. Realmente curioso y, por lo que comentas, tirando de tópicos nacionales, que a mí me encantan. Lo de leerlo en el original es un puntazo. Gracias de nuevo y saludos a AMBAS.

Suntzu dijo...

Angelus, luego vienen los parones, pero bueno, una es así. Si lo ves, hazte con él, en serio, te va a gustar. Gracias a ti por pasar y comentar y le daré recuerdos de tu parte a nuestra común amiga.
Un abrazo.