Las raíces

viernes, 22 de octubre de 2010

Llegué a las Eddas de Snorri Sturluson por Borges y Luis Alberto de Cuenca, pero he vivido la grata sorpresa de encontrarme en sus páginas con Tolkien, otro friki de cuidado. El último libro que he leído, Textos mitológicos de las Eddas, de Snorri Sturluson recoge los textos mitológicos de dos obras islandesas medievales: la "Edda de Snorri" (o "edda menor") y la "Edda mayor", un conjunto de poemas mitológicos. Aunque en origen son islandeses (con antecedentes germánicos), han pasado a formar parte indisoluble de la cultura escandinava en general.

No se trata de una lectura fácil. Básicamente, por culpa de los nombres impronunciables en nuestra lengua que la pueblan. Pero una vez superados los "Gylfaginning" y los "Skáldskaparmál", si el lector tiene un poquito de tesón y un puntito friki (aconsejable en este tipo de lecturas), verá recompensados sus esfuerzos. Por los versos de las Eddas se pasean Odín, Thor, los Ases, los Vanes, el molesto y malvado Loki (siempre tiene que haber un malo en toda historia que se precie) y cierto toque de decadencia que me parece muy hermoso. El paganismo entonando su canto del cisne a punto de desaparecer por el empuje del cristianismo.

Como decía antes, me he encontrado con nombres tan familiares como Gandalf, Thorin, Fili, Kili y Fundin. O criaturas como los enanos y los elfos. Ha sido como escarbar en la tierra y ver las raíces de uno de los libros a los que más cariño le tengo.

 En pocas palabras, esta lectura supone otra  manera de acercarse a las respuestas que hace muchos siglos daban hombres como nosotros a las grandes preguntas: ¿De dónde venimos? ¿Por qué? Y poder comprobar que esas respuestas, aunque revestidas de ropajes distintos, suelen ser muy similares.

2 comentarios:

Angelus dijo...

Bonita y "cultivada" entrada. Percibo menosprecio del cristianismo y alabanza de lo pagano en la última y maniquea línea de Amenábar, ¿o es falsa impresión mía? Saludos.

Suntzu dijo...

¿Por mi parte? No, qué va. Pero he de reconocer que me atrae mucho cómo el hombre ha ido explicando su presencia en el mundo en las distintas culturas.
El mundo funciona así: lo pagano tuvo su momento y luego llegó otra cosa con la que estoy mucho más de acuerdo y que, de hecho, forma parte de mi vida.
No obstante, no dejo de reconocer que me parece curioso todo ese mundo de dioses peleados entre sí y haciendo la puñeta a los seres humanos.
He debido expresarme mal.
Saludos.