El arte de la guerra

jueves, 2 de julio de 2009


“Hace aproximadamente unos 2.300 años, en lo que es ahora China del Norte, un linaje de señores guerreros decidió, por primera vez en la historia, poner por escrito el conjunto de sus conocimientos militares. Sus textos recogían todo el conocimiento militar del Asia oriental. Ofrecían una perspectiva, nueva y radical de los conflictos militares, según la cual se podía conseguir la victoria sin ni siquiera tener que ir a la batalla. Aunque en Occidente estos textos reciben el nombre de El arte de la guerra, en China todavía se conocen como el Sun Tzu, nombre del patriarca de ese linaje”.

No es una lectura fácil. A ratos, puede hacerse muy aburrida, pero con un poco de imaginación, puedes verte en la China del siglo IV a.C. Es un libro que necesita su tiempo. Su forma sencilla es sumamente engañosa, porque el fondo no tiene nada de simple. Bajo unos versos que recogen principios estratégicos y militares subyacen grandes verdades relacionadas con el ser humano: la existencia constante de conflictos (bélicos o personales) en los que el conocimiento de uno mismo, del otro y del terreno en el que se lucha resultan fundamentales.


Así es la milicia:

Conocer al otro y conocerse a sí mismo

es luchar cien batallas sin correr peligro.

No conocer al otro y conocerse a sí mismo

es victoria por derrota.

No conocer al otro y no conocerse a sí mismo

es la derrota segura en toda batalla.


Si alguien se anima a leerlo, os aconsejo que os hagáis con una edición comentada y, a ser posible, ilustrada. Las hay bellísimas. El comentario es necesario para poder tener una visión más completa y comprender el texto mejor, ya que está impregnado de conceptos relacionados con el taoísmo que le aportan una gran belleza y que, sin el comentario adecuado, pueden incluso verse como algo accesorio cuando no es así.

En la actualidad, se trata de un texto muy valorado en la formación de altos ejecutivos. Yo prefiero desvincularlo de estos tiempos (aunque sus enseñanzas son útiles, no lo niego) e intentar entenderlo en su propia época.


La milicia es un Tao de engaños:

De modo que cuando seas capaz, muestra incapacidad.

Cuando seas activo, muestra inactividad.

Cuando estés cerca, haz creer que estás lejos.

Cuando estés lejos, haz creer que estás cerca.

De modo que cuando el enemigo busque ventajas, lo atraerás.

Cuando se halle confundido, lo conquistarás.

Cuando tenga consistencia, prepárate a enfrentarte a él.

Cuando sea fuerte, evítalo.

Cuando esté airado, acósalo.

Atácale cuando no esté preparado.

Surge allí donde no te espere.


Os dejo los datos de mi edición; es una edición normalita (tiene unos buenos estudios, pero no ilustraciones):


Título: El arte de la guerra.

Autor: Sun Tzu.

Editorial: Edaf.

Traducción: Mariano Vázquez Alonso.

ISBN: 84-414-0984-6.

Precio: 10 euros.

Encontrado en: La Casa del Libro.

3 comentarios:

Tanhäuser dijo...

Lo leí hace años por motivos que ahora no vienen al caso. Me llamó muchísimo la atención, lo actual y aplicable que es en muchos aspectos de la vida.

Angelus dijo...

Ya tenía yo ganas de que apareciera por este blog otra lectura. El texto de tu "tocayo" seguro que es muy interesante por ese fondo de cultura taoísta que comentas; leí hace mucho "el tercer ojo" de L. Rampa, no sé si lo conoces: a pesar de lo dudoso de las vivencias narradas por el autor (que en ningún caso era tibetano), en aquel momento de mi vida me impresionó.

Saludos.

Suntzu dijo...

Tan, sí que es actual. No me extraña que lo usen en las empresas para aleccionar a los ejecutivos. De hecho, hace un tiempo, mi padre tuvo que leerlo.


Angelus, ya tocaba, ya. No conozco el libro que dices (de título muy sugerente, por cierto :)), pero me lo apunto.

Un abrazo a los dos.