Las tribulaciones de un chino en China

martes, 28 de julio de 2009


Si hay algún autor de novelas ligado a mi infancia y temprana adolescencia, ése es Julio Verne. Lo sé, muy poco original. Mi libro favorito de Verne creo que es uno de los menos conocidos: Las tribulaciones de un chino en China. Me lo regalaron unas Navidades en las que todos mis Reyes consistieron en los seis primeros números de una colección que, por supuesto, se quedó ahí por falta de presupuesto. Son los Reyes que recuerdo con más cariño. ¡Seis libros de golpe! Si no recuerdo mal eran:

1. La isla misteriosa, de Julio Verne
2. Cuentos de H. C. Andersen
3. Corazón y otros relatos de Edmondo D' Amicis
4.Tom Sawyer, de Mark Twain
5. Genoveva de Brabante, de Cristobal Schmid
6. Las tribulaciones de un chino en China, de Julio Verne

Probablemente sean los libros que más se me quedaron grabados. A fuego, casi. Llegaron a mi vida en esa edad maravillosa en la que no sólo lees los libros, sino que te metes en ellos, los vives y los disfrutas intensamente como ya sólo pasa después en contadas ocasiones. Ya he comentado alguna vez por aquí que echo en falta colecciones juveniles de las de antes, que aúnen entretenimiento y calidad literaria. No creo que sea tan difícil, pero en fin, sigo.

Lo que me agradó del libro fue que me sorpendió. No esperaba que me gustase nada en absoluto. Con ese título... Yo había leído ya Viaje al centro de la tierra, 20.000 leguas de viaje submarino, Cinco semanas en globo, El rayo verde, Viaje al centro de la Tierra... Todas narraban grandes descubrimientos científicos, largos viajes a mundos fantásticos. Aunque en esta novela también hay desplazamientos por toda China, el verdadero viaje es el interior.

Kin-Fo es un chino recién entrado en la treintena, bien parecido, educado, inteligente e inmensamente rico. Tiene todo lo que se pueda desear en la vida... excepto ganas de vivirla. De pronto, las desgracias se acumulan en su vida y lo pierde todo. Se ve inmerso en un mundo, el real, que le es completamente extraño.

La acción comienza en Cantón, ciudad a la que Kin-Fo se ha desplazado para celebrar un banquete e invitar a cinco amigos más:

"-Veamos, ¿qué piensa usted de esas divagaciones entre copa y copa? ¿Encuentra la existencia buena o mala? ¿Está a favor o en contra de ella?[...]

-¡Psé!- dijo.

-Ésta es la exclamación por excelencia de los indiferentes. Lo dice todo y no dice nada. [...] Amigo, si no eres feliz en este mundo es porque hasta aquí tu felicidad ha sido negativa. Sucede con la felicidad lo que con la salud; para gozar bien de ella es preciso haber sentido su falta alguna vez. Ahora bien; tú no has estado nunca enfermo, ni has sido tampoco desdichado. Eso es lo que falta a tu vida. ¿Cómo puede apreciar la dicha quien no ha conocido la desgracia ni siquiera por un solo instante?"

Sobre esta pregunta gira todo el libro. Para quien quiera una pista que explique un poco más el argumento, diré que cuando vi la película The Game, creí que se habían inspirado en este libro. Pero no veo a Michael Douglas haciendo de Kin-Fo. Aunque si Tom Cruise fue El último samurái...





14 comentarios:

Los viajes que no hice dijo...

Pues mira. No lo he leído. Lo primero que leí de Verne, uno de mis libros favoritos suyos, aunque digan que es menor, fue Escuela de Robinsones. Luego me enamoré de Miguel Strogoff y hasta del hijoputa del capitán Nemo... Ay. Me lo anoto.

Suntzu dijo...

Pues el de Escuela de Robinsones no lo he leído yo. Y coincido contigo: el capitán Nemo tenía un puntazo, con todo lo malo que era.
Un beso y gracias por pasarte por aquí.

Efter dijo...

Oye ¿de cuando es este blog? Nunca te lo había visto!!! Hija, qué capacidad :) Me ha encantado, por cierto, el diseño es genial.
Bueno y sobre la entrada, me gusta mucho Julio Verne pero me ocurre algo curioso con él y es que discrimino sus novelas por los títulos (creo que tú has señalado algo parecido). Por eso, éste no lo he leído porque no me atraía nada. Tampoco Miguel Stroggoff ni similares. Habrá que liberarse de prejuicios y animarse con el veranito. Besos.

Suntzu dijo...

¡Holaaa, Efter! Qué alegría verte por aquí. Este blog es muy reciente, del mes de mayo. Lo puse en marcha básicamente para mí, la verdad, pero esto se va animando. No os mandé un correo ni nada para avisaros porque ya no os quería marear más, así que dejé el enlace en el otro y he preferido que cada cual se vaya pasando por aquí según le venga en gana. Lo de la capacidad... Bueno, ya veremos en qué queda todo esto cuando empiece el curso. Como puedes ver, estoy de reformas blogueras, suprimiendo y privatizando algunos y abriendo otros. Como la vida misma.

En cuanto a la entrada, te recomiendo de verdad que leas este libro. Si te va lo oriental (y por lo que veo en La triple A es así), échale un vistazo, si puedes.

Un beso muy grande, artista. Encantada de verte por aquí.;)

Suntzu dijo...

Y gracias por los piropos al diseño, aunque mi único mérito haya sido descargarme la plantilla. La verdad es que me gusta mucho. El nombre ya lo tenía pensado, y cuando vi la plantilla dije: "¡Esta es!".

Ulyanov dijo...

Coincidimos, coincidimos en listados. A mí también me sorprendió Tribulaciones..., igual que me sorprendieron de Julio Verne "El Chancellor", o la vampírica "El castillo de los Cárpatos". Un beso muy muy grande. Y Nemo era genial, qué coño!!

Suntzu dijo...

¡Hola, Uly! Otro más para el cotarro. ¡Sois geniales! Las dos obras que citas de Verne no las he leído, pero las buscaré. Es que algunas cuesta mucho encontrarlas. Mi ejemplar de Tribulaciones original lo perdí y el año pasado pude hacerme con uno gracias a una colección de obras de Julio Verne y al chivatazo de un compañero de trabajo. Es una edición preciosa. Los dos que mencionas no los he visto nunca, creo. Miraré, miraré.
¡Viva Nemo!

Un abrazo, un beso y muchos ánimos. A cuidarse, caballero.

Angelus dijo...

¡Arriba los clásicos de aventuras!
¡Muera la pseudo literatura juvenil políticamente correcta!

Saludos.

Suntzu dijo...

¡Abajo "Abdel"! ¡Y "África en el corazón"! Asco, madre...

Saluditos, Jefe.

Basurero Usurero dijo...

Interesante, desconocía ese libro, un Julio Verne que no conocía; buena entrada. Suerte.
PD: Te presento la versión usurera de Verne.
http://basurerousurero.blogspot.com/2009/07/julio-verne-murio-en-1905.html

Suntzu dijo...

Basurero, bienvenido y gracias por comentar. Me ha gustado tu versión de Verne. Un visionario, sin duda.

Un saludo.

Angelus dijo...

El león se amansa: Alejandro Luque nos responde de nuevo.

Saludos.

Jajaja dijo...

Otro de los libros que te regalaron, "La isla misteriosa", es uno de mis libros favoritos de Verne. En cambio, "Las tribulaciones de un chino en China" no me hizo demasiada gracia.

No había caído en lo de Michael Douglas en "De Gueim", pero es verdad, tiene algo de este libro. En cuanto a lo de que no le ves haciendo de Kin-Fo, recuerdo que hace un montón de años vi una película llamada "Las tribulaciones de un chino en China" (que no voy a decir que era una adapatación porque Verne se revolvería en su tumba) protagonizada por Jean-Paul Belmondo.

P.D.: Otro libro poco conocido de Verne: Las Indias negras. Tampoco me entusiasmó, pero lo aporto como curiosidad.

Suntzu dijo...

También leí "Las indias negras", creo que justo después de "La isla misteriosa", que está muy bien. Es normalito, como dices. ¿Jean Paul Belmondo haciendo de Kin-Fo? Ay, mi madre...
Gracias por pasar por aquí.
Un abrazo.